ORGULLOSAMENTE COLOMBIANO

ORGULLOSAMENTE COLOMBIANO
ORGULLOSAMENTE COLOMBIANO.......
ENLAZADOS CON ...... http://www.elfenixsalsero.blogspot.pe/ http://teachereddy.blogspot.com.es/ ...http://salsamaniadejanethzyta.blogspot.mx/... http://elclandelasalsa.blogspot.com.es/... http://guayaquilestadesalsa.blogspot.com.es/.. http://lamonasalsa.blogspot.com.es/http://pasalsalamia.blogspot.com.es/
Free Shoutcast HostingRadio Stream Hosting

LA SALSA DE JUAN MANUEL Y ALEJANDRO ONLINE

HUMBERTO Y NORO MORALES AÑO 1951 - 1952 . MAMBO BY MORALES



FL-9522 - Mambo by Morales - Humberto & Noro Morales [1951] Jungle Mambo
/Guili Guili
/Ku-Kue
/The Up And Down Mambo
//Mambo Away
/Mambo Jumbo
/Mambo Riff
/Mambo Loco
Portrait of Noro Morales and Humberto López Morales, Glen Island Casino(?), New York, N.Y., ca. July 1947

01 Jungle Mambo . Humberto Morales
02 Guili Guili . Humberto Morales
03 Ku-Kue . Humberto Morales
04 The Up And Down Mambo . Humberto Morales
05 Mambo Away . Humberto Morales
06 Mambo Jumbo . Noro Morales
07 Mambo Riff . Noro Morales
Bonus
08 Mambo Loco . Noro Morales
09 Let's Mambo  . Noro Morales
10 Noro's Jump. Noro Morales
11 Me Pica La Lengua. Noro Morales



Presentación

El artículo original de Max Salazar sobre Noro Morales,
fue publicado por primera vez en el magazine Impacto a
comienzos de los 90s. Posteriormente, en 1996, apareció el
mismo artículo publicado pero con un texto ligeramente
modificado por el mismo Max Salazar, en la revista Latin
Beat Magazine. Hace unos dos años Max Salazar publicó su
libro Mambo Kingdom, que era una recopilación de sus
artículos más exitosos, y curiosamente se escogió en este
libro el texto que originalmente había sido publicado en
la revista Impacto, y no el que había salido en Latín Beat
Magazine.

Esta traducción fue hecha tomando como base el capitulo de
Noro Morales del libro Mambo Kingdom, y es tal y como Max
Salazar la publicó originalmente en el magazine Impacto en
los años 90s.  Posteriormente se reviso el texto del
artículo de Noro Morales de la revista Latin Beat Magazine
de 1996, y se hicieron las respectivas modificaciones,
aclaraciones y complementos. En ultimas, está es una
traducción complementaria leyendo los tres textos y
escribiendo la idea que a mi juicio era lo mas probable
que quería decir el autor, ya que los tres textos son
ligeramente diferentes y con las sutiles modificaciones
del autor y errores tipográficos ocasionales, que a veces
terminan expresando cosas aparentemente distintas o
complementarias entre uno y otro texto.

Cabe recordar que esta metodología tuvo que ser necesaria
ya que Max Salazar usualmente no escribe en español sino
en ingles. Para los que no leen en ingles es toda una
lastima, ya que el Sr. Salazar es uno de los historiadores
mas importantes de la música afrocubana en Nueva York, y
su legado es único en su género. Un escritor
imprescindible a la hora de hacer referencias de nuestra
música. (J.D.C)

Para los latinos de Nueva York durante la década de los
años 40s y a comienzo de los 50s, las palabras “Noro
Morales” significaban música bailable excitante. Morales
era un hombre obeso que media cinco pies y ocho pulgadas
de estatura, y pesaba 280 libras durante la plenitud de
sus años. Noro era un héroe puertorriqueño en los años
40s, principalmente por dos razones; la primera, porque
algunos de los títulos de las canciones que él escribió
llevaban los nombres de varias ciudades de Puerto Rico, y
la segunda, porque sus trabajos contenían líricas de
Rafael Hernández, las cuales exaltaban la cultura de la
isla (1,2).

Para la primera mitad de los años 40s, los grupos de Noro
Morales y Xavier Cugat fueron las bandas más populares en
los lugares artisticos de la ciudad de Nueva York. Luego
en 1945, el principal rival de la orquesta de Noro Morales
fue la orquesta de Machito. En este periodo, la banda de
Noro recibía el mayor pago que orquesta alguna podía
recibir; por donde quiera que Morales y su grupo
aparecían, los músicos de otras bandas venían solamente
para ver a la orquesta en acción. Eso fue lo que hicieron
en muchas ocasiones Tito Puente, Tito Rodríguez, Charlie
Palmieri, Héctor Rivera, Lou Pérez; Pete Terrace, Frankie
Colón y Ken Rosa (1,2).

Noro murió muy joven, a sus cuarenta años. Debió haber
vivido más tiempo si hubiera llevado una vida mas sana. Se
rumoraba que él consumía una botella de ron al día. Eso,
sumado a la obesidad y a la diabetes, debieron ser las
causas de su temprano fallecimiento(1,2)

Norberto Morales nació el 4 de enero de 1911, en Puerta de
Tierra, Puerto Rico, en el seno de una familia de músicos.
Su padre, Luís, un violinista, y su hermana Marina fueron
sus primeros tutores. En 1924, Luís Morales, su esposa, y
sus nueve hijos se mudaron para Caracas, Venezuela, y Luís
se unió a la orquesta oficial del Presidente Juan Gómez.
Meses después, Luís Morales murió, y Noro llego a ser su
director musical (1,2).

Por razones desconocidas la orquesta se desintegró.
Entonces la familia Morales retornó a Puerto Rico en 1930,
luego de que la orquesta se dispersara. De regreso a la
isla, Noro se desempeño como pianista invitado (freelance
pianist) para orquestas como la de Rafael Sánchez y Su
Sinfónica, The Midnight Serenaders, Carmelo Díaz, y Rafael
Muñoz, antes de reubicarse en la ciudad de Nueva York en
el año de 1935 (1,2).
Su primer trabajo como miembro de una orquesta fue con la
candente orquesta de Alberto Socorrás, la cual realizaba
muchas presentaciones en clubes nocturnos de jazz y de
ambiente latino. No obstante, Noro nunca pudo tocar jazz
(1,2).

Él abandonó la orquesta de Socorras para trabajar en
presentaciones ocasionales con las bandas de Augusto Coen,
Leo Marini, y Johnny Rodríguez (hermano de Tito), con
quien realizó sus primeras grabaciones el 2 de enero de
1936, para el sello Columbia Records (1,2).

La Orquesta de los Hermanos Morales emergió en Nueva York
el 19 de mayo de 1938. The Morales Brothers Orchestra,
estaba constituida por el percusionista Humberto Morales,
el flautista Esy Morales, y  Pepito (Mandinga), realizó
sus primeras seis grabaciones para el sello Columbia
Records (1,2).

En esa época Noro estaba viviendo entonces en un
apartamento en la calle 116 entre avenidas Quinta y Lenox.
En el piso de arriba vivía el compositor puertorriqueño
Rafael Hernández y su hermana Victoria. En el preciso
momento en que Hernández sentía su inspiración para una
nueva canción, él bajaba las escaleras, visitaba a Noro y
componía la música en el piano de Noro. Como un gesto de
buena voluntad, Hernández se aseguraba que Morales y su
vocalista Davilita tuvieran la primera oportunidad para
grabar la nueva canción (1,2).

 La primera que ellos eligieron para grabar fue “Ahora Si
Somos Felices”, grabado para Columbia el 15 de junio de
1938. Dos meses después, la orquesta puertorriqueña
Morales Brothers comenzó a aparecer en los clubes como la
Orquesta de Noro Morales (2). El 11 de septiembre de 1939,
Machito fue el vocalista de Noro para grabar “Con Tu
Negro”, una canción con ritmo de conga (1,2)

Para la mitad de los años 40s, Morales dejó de grabar con
el sello Columbia Records. No obstante firmó con Decca
Records y utilizó como vocalista líder a Machito para las
grabaciones del 29 de julio de 1941, en los temas “Como Yo
No Hay Quien Baile El Muñeco”, “Bim, Bam, Bum” y “La
Rueda” (1,2).

Luego, el 30 de enero de 1942, llegó la oportunidad de su
vida para alcanzar el estrellato internacional, y fue
cuando Noro grabó su composición “Serenata Rítmica”.  Una
pieza maestra, rica en melodías y llena de pasión, que por
meses fue escuchada diariamente en las comunidades
latinas. De un momento a otro la orquesta comenzó a
recibir ofertas del mundo anglo para tocar en el centro de
Manhattan, un área que hasta antes de los 40s estaba
cerrada para las bandas latinas. Serenata Rítmica atrajo a
las masas de anglos cuando la orquesta de Noro apareció en
los clubes del centro (1,2).

Yo tenía once años de edad cuando algunos de mis
familiares fueron al Teatro Hispano del Spanish Harlem,
ubicado en la calle 116 con la Quinta Avenida. Una
película, que presentaba al artista más popular de México,
Jorge Negrete, terminaba, y las luces del teatro se
encendían. Luego de unos pocos segundos comenzaba a sonar
el acompañamiento improvisado del piano de la pieza
“Serenata Rítmica”, y en el teatro se formaba un ruido
estruendoso. Las cortinas marrones del escenario se abrían
y aparecía la orquesta de Noro Morales, con Noro tocando
el piano, sonriendo e inclinando la cabeza saludando a sus
fervorosos fanáticos. La audiencia se empinaba sobre sus
pies gritando, vociferando, aplaudiendo, y volviéndose
locos, mientras que los dedos de Noro golpeaban las teclas
negras y blancas, generando una arremetida febril de
orgullo puertorriqueño. Serenata Rítmica, de la misma
manera que” los Carreteros” de Rafael Hernández, llegó a
ser un recordatorio de que tan grande se sentían de ser
puertorriqueños (1,2).

Meses después, en septiembre de 1942, la orquesta de
Morales fue contratada para tocar en el Harvest Moon Ball
del Daily News de New York, un evento anual que exhibía a
los mejores bailarines de la ciudad. Llegaron ofertas de
trabajo de dentro y fuera de la ciudad. Se filmaron cortes
de cine con la orquesta como en las películas The Gay
Ranchero (1941), Cuban Pete (1942), Ella (1942), and
Mexican Jumping Bean (1942), dos de los cuales presentaban
al joven Tito Puente en la percusión (1,2).

Durante ese mismo periodo, el Club Stork llegó a ser el
primero de los pocos clubes del centro de la ciudad que
abría sus puertas a la música de Morales. Un anochecer en
el Stork, el renombrado columnista del Daily Mirror,
Walter Winchell, le habló a Noro en inglés. Con una mirada
perpleja, Noro le contestó: “Scoose me, me English is not
so nice looking” (en un inglés mal pronunciado:
“perdóneme, mi inglés no es muy agradable”). Winchell rió
a carcajadas y lo mencionó en su columna del día siguiente
(1,2).

La gran venta de grabaciones y los comentarios en la
columna de Winchell hicieron posible que la orquesta de
Morales apareciera en muchos lugares nocturnos prominentes
de Broadway y ganaran gran cantidad de dólares. Pero la
segunda guerra mundial estaba llegando a su punto mas
alto, y en 1943 el país experimento una escasees de
vinilo, lo cual causo una suspensión en las grabaciones de
música latina. Los sellos principales se concentraron
solamente en grabaciones de bandas y vocalistas de pop
americano reconocidos. A los artistas latinos que grababan
(excepto a Xavier Cugat), les cancelaron sus contratos con
Decca y Columbia. En respuesta, dos sellos nuevos, Seeco y
Verne, aparecieron y comenzaron a grabar, y firmaron a
estos artistas latinos. Machito and his Afro Cubans firmó
con Verne, y Noro Morales firmó con Seeco (1,2).



Comenzando 1945, la orquesta de Noro Morales apareció en
el Club La Conga, presentando a los vocalistas Tito
Rodríguez, Juan “El Boy” Torres, y Pellín Rodríguez. Los
discos de 78 rpm (revoluciones por minuto) de Morales con
el sello Seeco “Walter Winchell Rumba”, “Noro in
Rumbaland”, “Rumbambola”, “Stop 21”, y “Serenata Rítmica”
pusieron su banda en competencia con la de Machito, dado a
que eran las orquestas  más popular de la música latina
(1,2).

John “Big Daddy” Rodríguez ( “La Vaca”) dijo, “Yo fui
bongosero de Noro en el Copacabana cuando la banda grababa
para Seeco. Durante la mitad o a finales de los 40s, Noro
grabó y uso nombres falsos. Él necesitaba el dinero para
pagar la asistencia de divorcio a sus ex-esposas. Él
comenzó a apostar (en los casinos). . . En 1952, mientras
la orquesta se presentaba en el Montmartre Casino de La
Habana, Noro cambió diez billetes de 100 dólares por diez
fichas. Yo lo vi perder cien dólares por minuto durante
diez minutos en la ruleta.” (1,2).

Gabriel Oller, propietario de los sellos Coda y SMC
(Spanish Music Center), recordaba un trato de negocios con
el pianista. “Luego de una prolongada discusión, el 16 de
enero de 1945, yo lo convencí para que firmara un contrato
para grabar Rhumba Rhapsody, Begin the Beguine, Montuno in
A-Flat, y Bangin` the Bongo”. El 14 de febrero de 1945
Morales le vendió a Oller la mitad de los intereses de los
derechos musicales de “Montuno in A-Flat” y “´Bangin` the
Bongo” por $150 dólares. Esta maniobra le permitió a Oller
participar en las regalías del compositor. “En ese
momento”, continuaba Oller, “Noro vivía en el Hotel
Victoria en el centro de Manhattan. Él era diabético,
bebía ron todos los días, estaba siempre bien arreglado, y
gastaba grandes sumas de dinero en colonias costosas. Era
ingenuo con las mujeres. Se sentía enamorado con cada cara
bonita que veía. Se caso con tres mujeres. Ellas se
divorciaron de él y así obtuvieron una asistencia
económica. En algunas ocasiones fue amenazado con ir a la
cárcel por incumplir los pagos de las asistencias. A Noro
no le gustaba firmar contratos. Él estaba acostumbrado a
decir, Vamos al estudio. . . ¿Porqué tenemos nosotros que
firmar un contrato? ¿No confía usted en un socio
puertorriqueño?`”(1,2)


Las grabaciones de Coda de los instrumentales “´Bangin the
Bongo”, “Montuno in A-Flat”, “Begin the Beguine”, y
“Rhumba Rhapsody” alcanzaron a ser los más vendidos. Ellos
proveyeron enormes ventas debido a que fueron difundidos
por los programas diarios de la radio, especialmente en el
Show de Arthur Godfrey. En 1946, Morales firmó un contrato
con Majestic Records; sus grabaciones salieron en 1947.
Fueron un éxito en ventas “Ten Jabón”, “Jungalarero”,
“”Montuno in G”, “Temptation”, “Tambó”, “Escucha Mi Son”,
“Tea for Two”, y “Opus Esy.” (1,2).

Un hermano de Noro, Esy Morales, había nacido en Puerta de
Tierra, Puerto Rico, en 1916. A los ocho años de edad, Esy
tocaba varios instrumentos: el saxo, clarinete y la
flauta. En 1930, a la edad de veinte años, se mudó para la
ciudad de Nueva York. Él pasaría los siguientes ocho años
entrando y saliendo con Cugat y la Orquesta de los
Hermanos Morales, antes de organizar su propia banda en
1947. En 1949, la Orquesta de Esy Morales tendría un papel
central en la película de cine Criss Cross, que presentaba
a Burt Lancaster. Dentro de la película se ve por cinco
minutos a Yvonne De Carlo y Tony Curtis bailando “Jungle
Fantasy”, una rumba rápida que incluye al legendario
pianista René Touzet. Escasamente un año después, el 3 de
noviembre de 1950, Esy Morales moriría en Nueva York de un
ataque cardíaco (1). Un año más tarde, la orquesta de Tito
Puente grabaría para Tico Records el tema llamado “Esy”,
compuesto y arreglado por Puente, y dedicado a la memoria
de Esy Morales (1,2).

En septiembre de 1946, el Club London (anteriormente
llamado Club La Conga) reabrió con el nuevo nombre de
Restaurante China Doll (La Muñeca China) en la calle 52
con Broadway. Sus empleados eran de ancestros asiáticos, y
el restaurante ofrecía platos orientales, cubanos,
puertorriqueños y americanos. Las bandas de Noro Morales y
José Curbelo presentaban la música para los shows, y para
las cenas a quienes fueran aficionados a la música
bailable latina. El China Doll capitalizó la popularidad
de Morales. Las transmisiones radiales de Noro en vivo
desde el China Doll mantuvieron a sus fans en casa los
sábados en la tarde, y exactamente a las 4 p.m., el show
siempre comenzaba con “Serenata Rítmica”. El locutor decía
entonces, “En vivo desde el China Doll en el centro de
Manhattan, Noro Morales y su orquesta!” La orquesta tocaba
composiciones de Noro durante treinta minutos. Finalmente,
al sonar “Serenata Rítmica” señalaba que el show estaba
terminando (1,2).

En ese mismo año de 1946, la orquesta de Machito vendió
muy bien sus grabaciones y eso hizo que fuera invitada al
Harvest Moon Ball (2).

El tema de Noro “Tea for Two” fue la grabación mas
frecuentemente escuchada en 1947 y 1948. Antes de que
terminara el año de 1947, Gabriel Oller firmó un contrato
con el quinteto de Noro Morales para grabar cuatro boleros
de Rafael Hernández: “Campanitas de Cristal”, “Silencio”,
“Malditos Celos” y “Perfume de Gardenias.” Esas joyas del
sello Coda no dejaron dudas de quién era la orquesta más
popular de música latina para los puertorriqueños (1,2).

En enero de 1949, la orquesta de Machito grabó “Tanga”
para Mercury Records, y ésta se escuchó por las estaciones
de jazz a lo largo de todo el país. Meses después, la
grabación de Machito de “Asia Minor” colocó este tema en
competencia por la mejor grabación del año y Rey de la
música latina de 1949 (1,2).

  
Graciela y Machito. Foto de ©William P. Gottlib, Colección
de la Biblioteca del Congreso.
Noro Morales para 1946.  Foto de ©Max Salazar

Al mismo tiempo, la orquesta de Noro fue seleccionada para
tocar en la posesión del gobernador de Puerto Rico. Un
empleado de MGM Records, quien asistió, quedo estupefacto
por la música de Noro y le firmó un contrato de grabación.
Las grabaciones de Noro de “Puerta de Tierra”, “Chen Chen
Ko”, “Isla Verde”, “Capullito de Alelí”, “El Sopón”, “The
Peanut Vendor”, “Ponce” y “110th Street and Fifth Avenue”,
hicieron de Noro un desafió para Machito. “Ponce”,
compuesta por Rubén Berrios, y “110th Street and Fifth
Avenue”, por Noro y su trompetista líder, Paúl López,
recibieron el mayor apoyo de la radio y de las ventanas de
los edificios abiertas, a través del Spanish Harlem (1,2).

“Un anochecer”, decía el trompetista Paúl López, “la banda
estaba en una presentación en el China Doll. Un comediante
de origen turco llamado Guilli Guilli abrió su show
diciendo, ´Guilli Guilli…tonight`s the night…come to the
Ali Baba`” Noro compuso la música llamada “Guilli Guilli”
y la grabó para Columbia Records en 1951 (1,2).

El ampliamente conocido trompetista de jazz Doc Severinsen
reemplazó a López en las sesiones de 1952 para Decca de
“Mambo with Noro” (1,2).

Luego de ello Morales aceptó una lucrativa oferta de RCA
para grabar. El A&R de RCA, Herman Díaz Jr., convenció a
Noro de que él podría vender miles de grabaciones de
música pop americana . . . Por los siguientes tres años
Noro grabó temas como “Sweet Sue, Just You”, “Sheik of
Araby”, “Song From Moulin Rouge”, “Fantasía Mexicana”, “No
Other Love”, “The Terry Theme”, “Am I Blue”, “Me and My
Shadow”, e “Istambul”, por mencionar unas pocas. Esas
grabaciones carecían del swing ardiente de Morales y
fueron responsables de su caída de popularidad (1,2)
http://www.herencialatina.com/